El proceso de auditoría de Asesolar se puede dividir en tres fases: el primero es analizar de forma exhaustiva el actual sistema energético, el segundo es comparar este escenario con el sistema óptimo de eficiencia energética, que sería nuestro objetivo y por último se realizan las propuestas oportunas para conseguir una reducción notable en el consumo actual.

Actualmente se dispone de sistemas de ahorro al alcance de todos y de aplicación relativamente fácil, en Asesolar perseguimos el objetivo de conseguir la sostenibilidad en todos los proyectos que ejecutamos, creemos en la eficiencia energética y en la aplicación de los procesos que pueden llevarnos a tal fin.

La auditoría energética es sinónimo de eficiencia energética.

“Durante los últimos años hemos asistido a la desaparición del principal paradigma energético: el petróleo era una fuente de suministro barata. La economía mundial estaba ajustada a esta realidad. Ahora necesitamos definir un nuevo modelo energético basado en el triangulo virtuoso compuesto por renovables + ahorro + eficiencia. Se trata de un reto que debemos liderar los países más avanzados y cuya solución debe llegar hasta el último ciudadano del mundo.”

Ministerio de Industria Comercio y Turismo.